USO DEL AGUA

El control del riego en la viña no solo permite un uso eficiente del agua, sino también que las vides profundicen al máximo sus raíces, nutriéndose de los minerales del suelo para fortalecer su salud y así entregar vinos más complejos y de mayor calidad. Al crecer, serán plantas equilibradas que, con solo un pequeño manejo del follaje, lograrán un correcto desarrollo de los racimos, los cuales habrán obtenido luz indirecta y una adecuada aireación, casi sin necesitar aplicaciones fitosanitarias de origen químico-sintético.

Los residuos industriales líquidos (Riles) generados en la bodega de vinos llegan gravitacionalmente nuestra moderna planta de tratamiento, cuyo proceso permite cumplir con las exigencias establecidas en la legislación, en lo referido a la descarga de estos residuos a cuerpos de agua fluviales (decreto supremo 90).

VALLE LEYDA - SAN ANTONIO - CHILE